Escudo de la Universidad Politécnica de Madrid

Escuela Técnica Superior de Ingenieros
en Topografía, Geodesia y Cartografía

El yacimiento de Complutum, visto a través de tu móvil, proyecto de Roberto Doncel

El alumno de la ETSI Topografía, Geodesia y Cartografía utiliza la realidad aumentada para recrear este yacimiento en dispositivos móviles como parte de su PFC

Roberto Doncel, como parte de su proyecto de fin de carrera, establece un estudio de los avances en visión por ordenador y realidad aumentada, buscando sus puntos fuertes y limitaciones para ofrecer una nueva forma de visitar el yacimiento arqueológico de Complutum, antigua ciudad romana sobre la que hoy se asienta Alcalá de Henares.

El proyecto, realizado bajo la tutela de los profesores Ramón Alcarria y Ricardo Rodríguez, se engloba dentro de una investigación desarrollada en el Departamento de Ingeniería Topográfica y Cartografía de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) por Roberto Doncel, estudiante de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros en Topografía, Geodesia y Cartografía.

El objetivo final es el desarrollo de una aplicación para smartphones y tablets con el sistema operativo Android que permite ofrecer visitas y guías interactivas al yacimiento de Complutum, intentando mostrar de un modo diferente la realidad que nos rodea y sus distintos momentos históricos. La aplicación, ya desarrollada de manera preliminar, puede descargarse desde el siguiente enlace en la página de Google Play:

Los investigadores de la UPM estudiaron los avances existentes en visión por computador y los sistemas de seguimiento aplicables a dispositivos móviles. Teniendo en cuenta el funcionamiento de estos dispositivos y las características del yacimiento, Doncel y el equipo de expertos de la UPM buscaron la fórmula más adecuada para desarrollar esta aplicación prototipo, que recrea el yacimiento arqueológico del Complutum imperial.

Complutum imagen

La baja capacidad de cálculo de los dispositivos móviles actuales fue uno de los inconvenientes que encontraron a la hora de implementar la aplicación. “Esta circunstancia nos obliga a utilizar algoritmos de baja carga computacional pero con carencias en cuanto a efectividad y robustez. En este sentido, se ha demostrado que solo el descriptor FAST es funcional a día de hoy en aplicaciones en tiempo real”, indica Doncel.

No obstante, pese a que aún queda mucho por mejorar a la hora de conseguir algoritmos más robustos que permitan mejorar aspectos de la imagen como la profundidad de la escena, la correspondencia de puntos homólogos o la renderización del modelo, los investigadores coinciden en señalar las múltiples posibilidades de la realidad aumentada en el campo de la arqueología y la arquitectura.

“Es un campo de negocio en auge, con expectativas esperanzadoras para los próximos años”, explica el estudiante que añade que “de él se podrían beneficiar tanto los yacimientos arqueológicos como antiguos castillos derruidos, edificaciones ya desaparecidas o sustituidas por otras más modernas y lugares de interés o museos”, que se podrían visitar a distancia. También cabe aplicarse a “recreaciones de hechos acontecidos en un determinado lugar” o para “mirar al futuro visualizando cómo será una determinada ubicación tras la consecución de unas obras proyectadas”, explica Doncel.